Esteban a Nivel 13 de abril 2014

Posted by on April 8, 2014 in Blog | Comments Off on Esteban a Nivel 13 de abril 2014

Crucifixion

ESTEBAN POR IGUAL…

Hay cuatro evangelios en nuestro Nuevo Testamento: Mateo, Marcos, Lucas, y Juan.  Los tres primeros son tan parecidos que se llaman «los evangelios sinópticos,» palabra que quiere decir «parecidos.»  En verdad, los dos evangelios de Mateo y Lucas empezaron con el evangelio de Marcos, redactándolo y añadiendo su propia materia para presentar su versión del evangelio.

¿Su versión del evangelio?  ¿Qué quiere decir?  Hoy—en el Ciclo A de los tres ciclos de lecturas dominicales—leemos la pasión según San Mateo.  Mateo era de origen judío escribiendo para una audiencia judía.  Su propósito fue convencer a los de su propia religión que Jesús es el Mesías, el cumplimiento de las promesas de Dios para el pueblo judío.  Por consiguiente, Mateo cita con regularidad las escrituras hebreas (lo que nosotros llamamos el Antiguo Testamento) para dar testimonio a que en Jesús las antiguas profecías se han realizado.  Siendo él judío, Mateo bien conocía estas escrituras.  Siendo judíos sus lectores, ellos también conocían las mismas escrituras.  Pero Lucas, al contrario, no era de origen judío y por eso no conocía muy bien las escrituras de los judíos (otra vez, el Antiguo Testamento).  Lucas escribió a una audiencia no judía que tampoco conocía las escrituras.  Por consiguiente, Lucas no cita el Antiguo Testamento con mucha frecuencia, y el argumento que Jesús es el cumplimiento de las antiguas profecías no tenía importancia para sus lectores.  Para ellos, era de más importancia que Lucas enfatizara no que Jesús es el cumplimiento de la fe judía, sino que Jesús vino para todos, tanto los gentiles como los judíos.  Es el mismo Jesús que se proclama, pero cada evangelista es una persona distinta escribiendo para una audiencia distinta, y por eso el autor tiene que adaptar el mensaje a su audiencia.  Por eso tenemos cuatro evangelios.

El problema para nosotros es que no conocemos nuestra Biblia; no conocemos los evangelios; no podemos distinguir entre el evangelio de Mateo, de Marcos, de Lucas, y de Juan.  Claro, como ya dije, es al mismo Cristo que se proclama, y juntos los cuatro evangelios nos dan un dibujo más completo de Cristo, pero por no poder distinguir entre los evangelios, perdemos la perspectiva o el mensaje o el énfasis particular de cada uno.  Películas de la vida de Jesús (como La pasión del Cristo que sale este domingo en la televisión) tratan de combinar los cuatro evangelios en una sola película, como si los cuatro estuvieron de acuerdo en los detalles de la vida de Jesús.  Por ejemplo, entre los cuatro evangelios hay tres versiones de «las últimas palabras de Jesús,» y las últimas palabras corresponden a la teología de cada evangelista.  ¿Cuál de las tres versiones debe salir en una película como las últimas?  También, Mateo, Marcos, y Lucas dicen que Simón el Cirene ayudó a Jesús a cargar con su cruz.  Juan dice que no; que Jesús no necesitaba ayuda y cargó sólo la cruz. ¿Cuál versión saldrá en una película?

Hablando específicamente de Mateo, él tiene tres prioridades o énfasis en su versión de la pasión de Cristo: 1) Jesús aceptó su pasión libremente como el plan de Dios para él; 2) la conexión entre este plan de Dios y las antiguas profecías de las escrituras; y 3) la rotura completa entre la Iglesia cristiana e Israel.  Que escuchemos con atención y que leamos la pasión de nuevo para el amor de Cristo que motivó la pasión toque nuestros corazones.

            Padre Esteban

 

EVEN STEVEN…

 

There are four gospels in our New Testament: Matthew, Mark, Luke, and John.  The first three are so similar that they are called the “synoptic gospels,” a word that means “similar.”  The truth is that Matthew and Luke started with Mark’s gospel and edited it and added new material to it to present his own version of the gospel.

His own version of the gospel?  What does that mean?  Today—in Cycle A of the three cycles of Sunday readings—we read the gospel of Matthew.  Matthew was of Jewish origins writing for a Jewish audience.  His purpose was to convince his fellow Jews that Jesus was the Messiah, the fulfillment of God’s promises to the Jewish people.  Consequently, Matthew regularly quotes the Hebrew scriptures (what we call the Old Testament) to give witness to the fact that in Jesus these ancient prophecies have been realized.  Being Jewish, Matthew knows his scriptures well.  Being Jewish, Matthew’s readers also know the same scriptures.  But Luke however, was not of Jewish origin so he was not as familiar with the Hebrew scriptures (Old Testament).  Luke wrote for an audience that likewise was not Jewish, so they didn’t know those scriptures either.  So Luke doesn’t quote the Old Testament very much at all, because the argument that Jesus is the fulfillment of the Jewish faith didn’t carry much weight with readers who were not themselves Jewish.  For them, it was more important that Luke portray Jesus was having come for everyone, Jews and Gentiles alike, so that is a major theme throughout the gospel of Luke.  It is the same Jesus being proclaimed, of course, but each of the evangelists is a distinct person writing for a distinct audience, so each adapts the message to that audience.  That’s why we have four gospels.

The problem for us is that we don’t know our Bible; we don’t know the gospels well; we cannot distinguish between Matthew’s, Mark’s, Luke’s, or John’s gospel.  Of course, as I said, it is the same Christ being proclaimed, and among the four gospels we have a fuller portrait of Christ, but by not being able to distinguish among the gospels, we fail to appreciate the particular emphasis or perspective or message of each.  When someone makes a movie of the life of Christ (like The Passion of the Christ which will be shown Sunday on television) they try to combine all four gospels into one movie, as if the four were in agreement about all the details of the life of Jesus.  For example, among the four gospels there are three different versions of Jesus’ “last words,” and each version reflects the theology of the evangelist who wrote the gospel.  Which version should the movie maker choose?  Also, Matthew, Mark, and Luke say that Simon of Cyrene helped Jesus carry his cross.  John’s gospel says no; Jesus needed no help and carried the cross by himself.  So does the movie include Simon or not?  When trying to combine all four, any movie will end up doing injustice to one or another of the gospels.

Speaking specifically of Matthew, he has three principle emphases in his version of the passion of Christ: 1) Jesus’ willing acceptance of the passion as God’s plan for him; 2) the connection of that plan with the fulfillment of scripture; and 3) the definitive break of the Christian Church from Israel.  Let us listen with attention and even re-read the passion so that the love of Christ which motivated the passion might reach and touch our hearts.

                Father Steve